3 Razones por las que te aburres de hacer ejercicio

¿Aburrido de hacer ejercicio? No estás solo, por eso quería compartir cómo sigo teniendo amor por el ejercicio, 15 años después de que empecé.

Haces lo mismo de siempre

¿Sigues haciendo las mismas cosas con las que empezaste? Si estás siguiendo un viejo plan de ejercicios, un DVD, un viejo video de YouTube o tal vez tomando una clase que necesita un reinicio serio, entonces no es de extrañar que hayas perdido tu mojo para moverte.

Al igual que tu ropa de entrenamiento, tus entrenamientos necesitan ser cambiados regularmente, no sólo para probar tu cuerpo sino para mantenerte interesado!

Es hora de que te des un gusto con un nuevo entrenador personal, descargues una nueva guía de ejercicios, una aplicación o quizás pruebes una nueva clase o habilidad.

La Hora

La hora del día que elijas para hacer ejercicio puede realmente impactar en la efectividad de tu entrenamiento. Pregúntate si eres una persona de mañana, tarde o noche. ¿Cuándo tienes más energía? Si eres una persona productiva en la mañana que ha empujado su entrenamiento a la tarde, entonces no va a ser el momento más óptimo para ti.

Si estás haciendo tu entrenamiento durante el almuerzo cuando realmente sólo necesitas comer algo de comida y respirar por un segundo, entonces nunca vas a sentir ganas de sudar. Cambia tus entrenamientos para que trabajen para ti, elige el mejor y más óptimo momento y observa cómo empiezas a tener ganas de hacer ejercicio.

Los resultados

Nadie quiere hacer ejercicio si no se nota la diferencia. Si te centras únicamente en los resultados estéticos, no es de extrañar que te aburras.

El cambio no ocurre de la noche a la mañana y ciertamente no es fácil, pero es factible. Cambia lo que llamas “resultados”, empieza a controlar tu ritmo cardíaco, pasos, calorías, tiempo, repeticiones, pesos, etc. y observa como no sólo notas una diferencia sino que te sientes más motivado para presionar por más.

Una vez que empieces a asimilar esos resultados, es cuando notarás de repente que tu cuerpo también ha seguido el ejemplo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *