Trucos de productividad para cada aspecto de tu vida

Todos aspiramos a vivir una vida nutritiva; sin embargo, con tanto peso en nuestras mentes, exigiendo nuestro tiempo, energía y atención, puede ser difícil vivir la vida que realmente deseamos. Creo que la clave del éxito es ser súper organizado e intencional en cada aspecto de nuestra salud y bienestar para facilitarnos la vida que queremos.

Para mí, la organización no es simplemente ser ordenado y pulcro. Organizar es el proceso por el cual creamos ambientes que nos permiten vivir, trabajar y relajarnos exactamente como queremos. Y, cuando nos organizamos en torno a un objetivo específico, se hace más fácil de lograr. Se trata de ver lo que hay al otro lado de la desorganización y el desorden: una vida sana y feliz.

Mientras que los ingredientes exactos que componen una vida nutritiva serán diferentes para cada uno, estos ocho organizadores pueden ayudarte a comenzar tu rutina.

Cocinar de forma eficiente

Hacer que cocinar comidas sanas sea fácil con un conjunto de 5 a 10 recetas rápidas. Escriban cada receta en tarjetas individuales e incluyan una lista de todos los ingredientes necesarios en el reverso de cada una. Mantengan las tarjetas de notas fácilmente accesibles para referencia cuando planifiquen el almuerzo y la cena. ¿No te gustan las tarjetas de notas? Prueba sitios como Yummly, donde puedes guardar tus recetas favoritas en forma digital. No olvides eliminar las recetas viejas y reemplazarlas por otras nuevas una vez al mes para que no se echen a perder.

Planea el mañana + 2

Termine cada día dedicando 15 minutos a revisar lo que ha completado, y planifique su agenda para mañana + 2 días después de eso. Un arco de 3 días te permite prepararte mentalmente para los días siguientes. Asegura que nada se caiga por las grietas, mientras te da la perspectiva necesaria para ajustar cuando te encuentres con curvas inesperadas.

Practicar la presencia

Con tantas cosas que ocurren en nuestras vidas y en el mundo en general, puede ser difícil vivir el momento. Una de las formas más seguras de reconectarse con su entorno inmediato es hacer una rápida revisión sensorial. Desacelera y mira a tu alrededor. ¿Qué es lo que ves? ¿Qué sientes, hueles, escuchas, saboreas? Usa los cinco sentidos para conectarte a los detalles de tu momento actual. El acto de frenar y forzarte a tomar la situación, sentido por sentido, te hará aterrizar en el momento presente.

Apagar

Elimina el uso de la pantalla empezando al menos 60 minutos antes de acostarse. Poner una alarma para que suene a la misma hora todas las noches, para que apague todos los dispositivos. No hay más correo electrónico, medios sociales, compras en línea, o videos de Tic Toc. Aunque a menudo nos dirigimos a las pantallas para relajarnos, las investigaciones muestran que la luz que emiten nos agita e interfiere con nuestros ciclos naturales de sueño.

Hacer ejercicio de manera eficiente

Repensar su rutina de ejercicios con un entrenamiento de intervalos de alta intensidad. Los ejercicios de HIIT te permiten cambiar la duración por la intensidad y proporcionan el mayor retorno de la inversión: hacer que la sangre fluya, los músculos bombeen y las calorías se quemen en el menor tiempo posible. La clave es alternar intervalos de ejercicio de alta y baja intensidad: caminar durante tres minutos y trotar durante un minuto, repitiendo el ciclo durante 15-30 minutos. YouTube está repleto de ejercicios HIIT gratuitos que puedes hacer desde la comodidad y privacidad de tu casa, sin necesidad de equipos.

Cultivar las relaciones en los micro estallidos

En lugar de esperar grandes bloques de tiempo ininterrumpido (que inevitablemente nunca llegan) para nutrir sus relaciones, concéntrese en entregar breves ráfagas de atención indivisa de manera consistente. Desayune con su cónyuge, llame por teléfono a un amigo en su hora de almuerzo sólo para registrarse, o bájese al piso y juegue con sus hijos durante unos minutos todos los días después del trabajo. Es sorprendente lo mucho que puedes lograr en breves ráfagas de tiempo simplemente estando presente (completa y verdaderamente presente) con las personas que te importan.

Crear 2 anclas diarias

Como adulto, el “tiempo muerto” tiene una connotación diferente. Para asegurarte de que siempre recuerdes tomarte tiempo para ti mismo, construye dos anclas no negociables de autocuidado en cada día. Por ejemplo, pase lo que pase, siempre empiezas el día a las 8:00 a.m. con 15 minutos de ejercicio para hacer que tu sangre bombee y tu mente se active; o, siempre das un paseo por el vecindario para terminar tu día de trabajo y pasar a la noche; o, siempre pasas 20 minutos después de la cena leyendo o trabajando en un hobby. Sea lo que sea que elijas, asegúrate de que sea algo que realmente te relaje o inspire.

Haz que la hidratación sea divertida

Llene dos jarras de agua con agua fresca y limpia con los ingredientes de su elección: pepino, limón, bayas, menta, etc. Guarda las jarras en la nevera para tener a mano una deliciosa agua fría y lista para cuando tengas sed.

No tienes que cambiar todo tu estilo de vida o hacer grandes sacrificios para sentirte más organizado en tu vida. Más bien, requiere presencia e intencionalidad, aprovechando al máximo los momentos que tenemos para nutrirnos a nosotros mismos y a los demás. Cuando organizamos nuestro espacio y priorizamos nuestro tiempo para reflejar lo que valoramos y aspiramos, todo empieza a sentirse bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *