Consejos para una Alimentación Saludable

Si bien cocinar tus propias comidas es un buen comienzo para comer de manera más saludable. No necesariamente define “saludable”. Para comer de manera saludable, se trata de comprender los alimentos que consumes y lograr una comida equilibrada.

No nos gusta omitir nada por completo, porque creemos que comer de manera más saludable no significa que debas privarte de ninguna manera. Sin embargo, ten en cuenta que es mejor comer todo con moderación.

Además, recuerda que saludable no siempre significa bajo en calorías y, a la inversa, comer menos calorías no lo hace saludable. Al comprender el valor calórico de los alimentos que consumes. Podrás comprender mejor cómo comer de manera saludable y, a su vez, lograr nuevos hitos de salud. Para comenzar con una alimentación saludable. Aquí hay 8 de nuestros conocimientos de salud favoritos:

1. Hazte cargo de la hora del desayuno

Creemos que el desayuno es la comida más importante del día. Pero también nos damos cuenta de que puede ser la más difícil de encajar. Intentar preparar un desayuno rápido y saludable mientras atiende a los niños y tus necesidades, y luego luchando durante tu viaje, y apresurarte a las reuniones matutinas demasiado temprano? ¡No es algo que quieras encontrar todos los días!

En su lugar, comienza tus mañanas con un desayuno saludable y abundante. De modo que puedas comenzar el día con energía y sea menos probable que coma bocadillos poco saludables más adelante.

2. Come más verduras

Equilibra tus comidas con los carbohidratos saludables y buenos. ¡Verduras! Reducir la cantidad de comida que ingieres puede provocar que no te llenes. Así que en lugar de optar por una segunda porción de pasta o carne, agrega más verduras a tu plato. Aún podrás disfrutar de tus granos y carne, pero también podrá comer hasta saciarte.

3. Aprovecha las hierbas y las especias

Las comidas saludables no tienen por qué ser sosas y aburridas. Una forma sencilla de incorporar más sabor a sus platos es agregar especias secas o hierbas frescas. Prácticamente no tienen calorías, por lo que sazonar la comida adecuadamente maximiza el sabor sin agregar más calorías molestas.

4. Usa pequeñas cantidades de grasa

No comprometa el sabor solo porque un ingrediente sea alto en calorías. Aún puedes disfrutar de la riqueza y el sabor al reducir la cantidad de grasa requerida en las recetas. Por ejemplo, si una receta requiere leche de coco. Que suele ser alta en calorías, usamos una pequeña cantidad, para que podamos disfrutar del sabor, pero con menos calorías. Del mismo modo, cuando cocinas con mantequilla o aceite, realmente no necesitas mucho. Si te preocupa que la comida se pegue a la sartén, usa una sartén antiadherente.

5. Incorporar ingredientes saludables para el corazón

Hacer tu dieta más saludable puede ser tan fácil como comer regularmente los ingredientes correctos. Estos ingredientes harán bien a tu cuerpo. Te mantendrán con energía durante todo el día, disminuirán su riesgo de enfermedad cardíaca y harán que te sientas mejor contigo mismo.

6. Implementar los lunes sin carne

Por mucho que los carnívoros ávidos no quieran escucharlo. Las investigaciones de salud han demostrado repetidamente que una dieta vegetariana ayuda a prevenir o controlar una serie de afecciones y enfermedades como la diabetes y las enfermedades cardíacas. Con más del 35% de los estadounidenses que padecen diabetes o prediabetes y 1 de cada 4 personas en los EE. UU. Muere de una enfermedad cardíaca cada año, esto es un gran problema.

7. Administra las porciones correctamente

El arroz, la pasta y otros carbohidratos pesados ​​pueden ser muy calóricos, por lo que entendemos por qué algunas personas los han eliminado de tu dieta. Pero nos encantan estos granos, así que en lugar de deshacernos de ellos por completo, aprendimos a dividir nuestras porciones. 1 taza de arroz crudo puede servir fácilmente para 4, especialmente si agregas otros componentes saludables para equilibrar tu comida. No hagas que los granos pesados ​​sean la parte principal de tu comida, sino que sea un complemento de tus proteínas y verduras.

8. Utiliza una herramienta de planificación de comidas

Cuando tengas un plan, siempre estarás encaminado a comer de manera más saludable. Porque será menos probable que recurra a la comida rápida. Puedes planificar las comidas para que te sientas saludable y, al mismo tiempo, reducirás el desperdicio de alimentos, ahorrarás dinero y cocinarás sin estrés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *