Mantén un Estilo de Vida Saludable Cuidando lo que Comes

Mantener una buena salud depende de múltiples factores como la práctica de ejercicio habitual, un estilo de vida saludable y por sobre todas las cosas una alimentación equilibrada sumado a un correcto hábito.

En los últimos años se ha evidenciado que las personas casi no le prestan atención a su estilo de vida y han caído en trastornos de salud importantes, así que es necesario que conozcas cómo llevar una vida más saludable empezando por mejorar lo que comes para no padecer de enfermedades y estar siempre bien tanto física como mentalmente.

La alimentación es por supuesto una parte fundamental en nuestras vidas así que debes empezar a cuidar lo que comes para que esto repercuta positivamente en ti. A través de las comidas obtenemos los nutrientes que necesitamos para tener energía para desempeñarnos en todo.

Además de ser un proceso biológico, es un proceso emocional y social también porque lo que sentimos y percibimos está íntimamente conectados, así que mejorar tus hábitos es crucial.

Un hábito y estilo de vida saludable a través de los alimentos

Para lograrlo se recomienda llevar a cabo una alimentación de la siguiente manera:

1. Variada: Es decir, que incluya distintos grupos de alimentos para obtener cada nutriente necesario. Debemos consumir hidratos de carbono, grasas, vitaminas, proteínas y minerales; y como ninguno los contiene todos, debemos tener una dieta que varíe.

2. Suficiente: Tiene que contener la cantidad requerida para satisfacer la demanda de nuestro organismo. Ten en cuenta que los excesos y extremos podrían ser perjudiciales.

3. Adaptada: Todos tenemos necesidades diferentes, sobre todo con respecto a la edad de cada quien, así que es importante que se adapte a quien consume. Un adolescente tiene requerimientos alimenticios distintos a un bebé o a una persona mayor, o un deportista o entrenador necesita más calorías que alguien que trabaje desde casa o sentada en una oficina. A eso se refiere.

4. Equilibrada. Podemos basarnos en la pirámide alimenticia que nos indica, entre otras cosas, que es importante cuidar y respetar las porciones de los alimentos que consumimos diariamente.

Las porciones que debemos comer

  • Los cereales y féculas como pan, arroz, legumbres, pastas: de 4 a 6 raciones.
  • De frutas y verduras: 5 raciones aproximadamente, pero más de fruta.
  • Los quesos y yogures derivados de la leche: de 2 a 4 raciones.
  • La proteína como pescados, carnes, huevos y frutos secos: de 1 a 2 raciones.
  • Los aceites y frutos secos: 3 a 6 raciones aproximadamente.
  • Agua, uno de los más importantes: 4 u 8 vasos diarios.

Otros requerimientos importantes para tu nuevo y mejorado hábito alimenticio

  • Debes realizar unas 5 comidas diarias distribuyéndolas en 3 principales y 2 adicionales o snacks. Todas tus porciones tienes que estar complementadas entre cada elemento y es importante evitar las repeticiones de éstos en el mismo día.
  • El desayuno es la comida más relevante del día para el equilibrio alimentario así que tiene que ser lo más completo posible, incluir cereales, lácteos, fruta fresca en zumos o en trozos.
  • Nunca apartes los básicos que son el pan, el arroz y la pasta.
  • Diariamente debes incluir en tu dieta verduras, frutas, y hortalizas. Lo más variado posible.
  • Es muy necesario consumir legumbres aproximadamente unas 2 o 3 veces a la semana al menos.
  • Si vas a cocinar o aliñar, prioriza el aceite de oliva como el más saludable y gustoso para tus platillos.
  • Puedes beber lo que quieras siempre y cuando sea natural y saludable, pero no suplantes el agua por nada. Tomar la cantidad de vasos o litros correctos es primordial.

comida saludable

Tener un estilo saludable basado en mejor principalmente como comes, es crucial para ti y tu bienestar general. No es complicado realizar un hábito nutricional mejorado, tampoco tiene que incluir dietas exhaustivas. Solo debes cumplir con los requerimientos básicos que necesita tu organismo para poder desempeñarse óptimamente.

Sigue estos consejos básicos sobre una alimentación saludable y verás cómo tu estilo de vida cambia notable y positivamente. Trátate con amor, protégete y cuida lo que comes. Te evitarás, además, futuras patologías. Sé tu propio chef empezando con los alimentos de tu preferencia y luego haz crecer tu dieta madurando tu paladar. ¡Tú puedes!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *