8 Tés de Hierbas para Ayudar a Reducir la Hinchazón

Si a veces sientes el abdomen hinchado e incómodo, no estás solo. La hinchazón afecta al 20-30% de las personas.

Hay muchos factores que pueden desencadenar la hinchazón. Como las intolerancias alimentarias, la acumulación de gases en el intestino, el desequilibrio de las bacterias intestinales, las úlceras, el estreñimiento y las infecciones parasitarias...

Tradicionalmente, la gente ha utilizado remedios naturales, incluidas las infusiones, para aliviar la hinchazón. Estudios sugieren que varias infusiones pueden ayudar a aliviar esta incómoda condición

He aquí 8 infusiones que te ayudaran a reducir la hinchazón…

1. Menta Piperita

En la medicina tradicional, la menta (Mentha piperita) es ampliamente reconocida por ayudar a calmar los problemas digestivos. Tiene un sabor fresco y refrescante.

Los estudios de laboratorio y en animales sugieren que los compuestos vegetales llamados flavonoides que se encuentran en la menta pueden inhibir la actividad de los mastocitos (células del sistema inmunitario que abundan en el intestino y que a veces contribuyen a la hinchazón.)

Los estudios en animales también muestran que la menta relaja el intestino, lo que puede aliviar los espasmos intestinales, así como la hinchazón y el dolor que pueden acompañarlos.

Además, las cápsulas de aceite de menta pueden aliviar el dolor abdominal, la hinchazón y otros síntomas digestivos.

El té de menta no ha sido probado para la hinchazón. Sin embargo, un estudio descubrió que una sola bolsita de té suministraba seis veces más aceite de menta que una porción de cápsulas de hojas de menta. Por lo tanto, el té de menta puede ser bastante potente.

Puedes comprar té de menta de un solo ingrediente o encontrarlo en mezclas de té formuladas para el bienestar estomacal.

Para preparar el té: añade 1 cucharada (1,5 gramos) de hojas de menta seca, 1 bolsa de té o 3 cucharadas (17 gramos) de hojas de menta fresca a 1 taza (240 ml) de agua hervida. Déjalo reposar durante 10 minutos antes de colarlo.

2. Bálsamo de Limón o Té de Toronjil

El té de toronjil (Melissa officinalis) tiene un aroma y sabor a limón, junto con toques de menta, ya que la planta pertenece a la familia de la menta.

El té de melisa puede aliviar problemas digestivos leves, como la hinchazón y los gases, según su uso tradicional.

Este producto puede disminuir el dolor abdominal, el estreñimiento y otros síntomas digestivos. Además, es una planta muy utilizada para el tratamiento de problemas digestivos y para controlar los síntomas de la ansiedad y estrés, debido a que posee propiedades calmantes que proporcionan bienestar y tranquilidad tal como lo hace magiauniversal.com.

Para preparar la infusión: debes dejar en remojo 1 cucharada (3 gramos) de hojas secas de melisa -o 1 bolsita de té- en 1 taza (240 ml) de agua hervida durante 10 minutos.

te de manzanilla natural

3. Ajenjo

El ajenjo es una hierba verde y frondosa que produce un té amargo. Es un sabor bastante fuerte, pero se puede suavizar el sabor con zumo de limón y miel.

Debido a su amargor, el ajenjo se utiliza a veces en los amargos digestivos. Suplementos a base de hierbas amargas y especias que pueden ayudar a la digestión.

Los estudios en humanos sugieren que las cápsulas de 1 gramo de ajenjo seco pueden prevenir o aliviar la indigestión o las molestias en la parte superior del abdomen. Esta hierba promueve la liberación de jugos digestivos, lo que puede ayudar a optimizar la digestión saludable y a disminuir la hinchazón.

Los estudios en animales y en tubos de ensayo informan de que el ajenjo también puede matar a los parásitos, que pueden ser los culpables de la hinchazón.

Sin embargo, el té de ajenjo en sí mismo no ha sido probado en cuanto a sus efectos anti-inflamatorios. Es necesario realizar más investigaciones.

Para preparar la infusión: utiliza una cucharadita (1,5 gramos) de la hierba seca por taza (240 ml) de agua hervida, dejándola reposar durante 5 minutos.

Cabe destacar que el ajenjo no debe utilizarse durante el embarazo, ya que contiene tuyona, un compuesto que puede provocar contracciones uterinas.

Resumen: El té de ajenjo puede estimular la liberación de jugos digestivos, lo que puede ayudar a aliviar la hinchazón y
problemas digestivos. No obstante, todavia se necesitan más estudios en humanos para corroborar esta información.

4. Jengibre

El té de jengibre se elabora a partir de las gruesas raíces de la planta Zingiber Officinale. Se ha utilizado para las dolencias estomacales desde la antigüedad.

Los estudios en humanos sugieren que tomar de 1 a 1,5 gramos de cápsulas de jengibre al día en dosis divididas puede aliviar las náuseas.

Además, los suplementos de jengibre pueden acelerar el vaciado del estómago, aliviar las molestias digestivas y reducir los cólicos intestinales, la hinchazón y los gases.

Cabe destacar que estos estudios se realizaron con extractos líquidos o cápsulas en lugar de con té. Aunque se necesita más investigación, los compuestos beneficiosos del jengibre -como los gingeroles- también están presentes en su té.

Para preparar el té, utilza 1/4-1/2 cucharadita (0,5-1,0 gramos) de raíz de jengibre seca y pulverizada (o 1 bolsa de té) por taza (240 ml) de agua hervida. Déjalo reposar durante 5 minutos.

También se puede utilizar 1 cucharada (6 gramos) de jengibre fresco cortado en rodajas por taza (240 ml) de agua y hervir durante 10 minutos, después colar.

El té de jengibre tiene un sabor picante, que puedes suavizar con miel y limón.

Resumen: Los estudios sugieren que los suplementos de jengibre pueden aliviar las náuseas, la hinchazón y los gases. El té de jengibre puede ofrecer beneficios similares, pero se necesitan más estudios en humanos.

5. Hinojo

Las semillas de hinojo (Foeniculum vulgare) se utilizan para hacer té y tienen un sabor similar al del regaliz.

El hinojo se ha utilizado tradicionalmente para los trastornos digestivos, como el dolor abdominal, la hinchazón, los gases y el estreñimiento.

En ratas, el tratamiento con extracto de hinojo ayudó a proteger contra las úlceras. La prevención de las úlceras puede reducir el riesgo de hinchazón.

El estreñimiento es otro factor que contribuye a algunos casos de hinchazón. Por lo tanto, el alivio de la lentitud intestinal -uno de los efectos potenciales del hinojo sobre la salud- también puede resolver la hinchazón.

Cuando los residentes de una residencia de ancianos con estreñimiento crónico tomaron una porción diaria de una mezcla de té de hierbas hecha con semillas de hinojo, tuvieron una media de 4 movimientos intestinales más durante 28 días que los que tomaron un placebo.

Aun así, se necesitan estudios en humanos sobre el té de hinojo solo para confirmar sus beneficios digestivos.

Si no quieres utilizar bolsas de té, puedes comprar semillas de hinojo y triturarlas para hacer un té. Mide 1-2 cucharaditas (2-5 gramos) de semillas por taza (240 ml) de agua hervida. Deje reposar durante 10-15 minutos.

Resumen: Las pruebas preliminares sugieren que el té de hinojo puede proteger contra los factores que aumentan el riesgo de hinchazón, incluyendo el estreñimiento y las úlceras. Se necesitan estudios en humanos sobre el té de hinojo
para confirmar estos efectos.

6. Raíz de Genciana

La raíz de genciana procede de la planta Gentiana lutea, que tiene flores amarillas y raíces gruesas.

La infusión puede tener inicialmente un sabor dulce, pero luego le sigue un sabor amargo. Algunas personas la prefieren mezclada con té de manzanilla y miel.

Tradicionalmente, la raíz de genciana se ha utilizado en productos medicinales e infusiones formuladas para ayudar a la hinchazón, los gases y otros problemas digestivos.

Además, el extracto de raíz de genciana se utiliza en los amargos digestivos. La genciana contiene compuestos vegetales amargos -incluidos iridoides y flavonoides- que estimulan la liberación de jugos digestivos y bilis para ayudar a descomponer los alimentos, lo que puede aliviar la hinchazón.

Sin embargo, el té no se ha probado en humanos, y no se aconseja si se tiene una úlcera, ya que puede aumentar la acidez del estómago. Por lo tanto, se necesita más investigación.

Para preparar la infusión: utiliza 1/4-1/2 cucharadita (1-2 gramos) de raíz de genciana seca por taza (240 ml) de agua hervida. Dejar reposar durante 10 minutos.

Resumen: La raíz de genciana contiene compuestos vegetales amargos que pueden favorecer una buena digestión y aliviar la hinchazón y los gases.

te japones

7. Manzanilla

La manzanilla (Chamomillae romanae) es un miembro de la familia de las margaritas. Sus pequeñas flores blancas parecen margaritas en miniatura.

En la medicina tradicional, la manzanilla se utiliza para tratar la indigestión, los gases, la diarrea, las náuseas, los vómitos y las úlceras.

Los estudios en animales y en tubos de ensayo sugieren que la manzanilla puede prevenir las infecciones bacterianas por Helicobacter pylori, que son una de las causas de las úlceras estomacales y están asociadas a la hinchazón.

Aún así, se necesitan estudios en humanos sobre la infusión de manzanilla para confirmar sus beneficios digestivos.

Las flores de manzanilla contienen los componentes más beneficiosos, incluidos los flavonoides. Inspecciona el té para asegurarte de que está hecho con las cabezas de las flores y no con las hojas y tallos.

Para preparar esta agradable infusión ligeramente dulce, vierte 1 taza (240 ml) de agua hervida sobre 1 cucharada (2-3 gramos) de manzanilla seca (o 1 bolsita de té) y déjela reposar durante 10 minutos.

Resumen: En la medicina tradicional la manzanilla se ha utilizado para la indigestión, los gases y las náuseas. Los estudios sugieren que la hierba puede combatir las úlceras y el dolor abdominal.

8. Raíz de Angélica

Esta infusión se hace con las raíces de la planta Angelica archangelica, de la familia del apio. La hierba tiene un sabor amargo, pero sabe mejor cuando se empapa con té de bálsamo de limón.

Además, la investigación señalan que la raíz de angélica puede aliviar el estreñimiento, uno de los responsables de la hinchazón.

En general, se necesita más investigación en humanos con esta raíz.

La raíz de angélica no debería utilizarse durante el embarazo, ya que no hay suficiente información sobre su uso. Siempre debes consultar a tu médico antes de utilizar cualquier hierba durante el embarazo para asegurarte de que la atención es la adecuada.

Una porción típica de té de angélica es una cucharadita (2,5 gramos) de la raíz por taza (240 ml) de agua hervida. Déjalo reposar durante 5 minutos.

Resumen: La raíz de angélica contiene compuestos amargos que pueden estimular la liberación de jugos digestivos. Se necesitan estudios en humanos para confirmar si su té tiene beneficios contra la hinchazón.

Conclusión

La medicina tradicional sugiere que varias infusiones pueden reducir la hinchazón abdominal y aliviar el malestar digestivo.

La menta, la melisa y el ajenjo se utilizan en productos digestivos que han mostrado beneficios contra la hinchazón. Sin embargo, es necesario realizar estudios en humanos sobre cada una de las infusiones.

El té de hierbas es un remedio sencillo y natural que puedes probar para la hinchazón y otros problemas digestivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *