Entérate de los Secretos de la Dieta Mediterránea y su Valor Nutricional que te Harán Vivir y Sentirte Mucho Mejor

¿Deseas tener mejor salud y vivir mucho más tiempo? ¿Necesitas un valor nutricional en tu vida? ¡La dieta mediterránea es tu mejor opción! Pues se trata de un conjunto de hábitos alimentarios basados en ingredientes propios de la agricultura local.

Recientes estudios han demostrado que esta contempla numerosos beneficios para la salud a través de un valor nutricional importante que todos debemos adquirir. Conoce qué es esta dieta y cómo puede mejorar tu calidad de vida una vez que empieces a probarla.

Se trata de un patrón alimentario y nutricional complementado con la práctica del ejercicio físico y el clima de los países que están alrededor del mar Mediterráneo, es por esto su nombre. Su filosofía es reducir considerablemente el consumo de carnes y de hidratos de carbonos implementando más vegetales y grasas naturales o monoinsaturadas.

Los alimentos estrellas que la integran

Existen algunos ingredientes que no deben faltar en la dieta mediterránea, como las legumbres y las verduras. También el pescado, las carnes blancas, los frutos secos, la pasta y el arroz.

¿Quieres beber algo exquisito? El vino es una bebida que fomenta esta dieta, pero con moderación. Y nunca olvidar el consumo constante de agua.

Una de las cosas que más promueve la dieta mediterránea es el consumo de aceite de oliva frente a otros tipos y, especialmente, frente a la manquilla. Pues gracias a su ácido oleico y a sus grasas vegetales disminuye el riesgo de que se obstruyan nuestras arterias, además de aportarnos un alto contenido de vitamina E y carotenos.

En este patrón nutricional no se incluyen los huevos, los dulces y las carnes rojas. Por otra parte, el secreto es elaborar recetas propias de estos lugares para cocinar de forma tradicional con productos de temporada y otros temas culturales, como compartir con la familia y amigos un buen, delicioso y saludable platillo.

Beneficios de la dieta Mediterránea para la salud

dieta mediterránea

Supone numerosos beneficios y más cuando se conjugan con el ejercicio y la actividad física que debe ser moderado pero no debe dejarse de practicar al menos 30 minutos al día o cinco días a la semana, lo importante es que sean ejercicios que contribuyan a la quema de grasas y calorías, además de mantenernos físicamente.

De esta manera y con la alimentación que estipula, podrás bajar de peso, controlar la tensión arterial y atrás el deterioro cognitivo, además de la protección contra enfermedades crónicas y patologías graves como la diabetes o el Alzheimer.

Seguir rigurosamente esta dieta te ayudará a incrementar la sensación de bienestar, mejorar el funcionamiento de los órganos, principalmente el corazón y el riñón. De hecho se ha descubierto que disminuye las probabilidades de padecer cáncer, pues no recurrirás a la comida rápida, grasas perjudiciales ni alimentos precocinados.

Este patrón nutricional busca transmitirse de generación en generación, y sin duda ha ido evolucionando al acoger nuevos alimentos y recetas y modos de preparación mejorados. Todo esto es un modelo de vida saludable.

Otro de los beneficios es que los productos y elementos que la componen son fáciles de conseguir y comprar, incluso algunos económicos. Hay muchísimas recetas por elaborar, tanto sencillas como las más ambiciosas y complicadas, pero sin duda exquisitas.

Todo lo que aporta no solo se limita a que tengamos una dieta variada, equilibrada y sana, sino que también su bajo contenido de azúcares y grasas saturadas contribuyen a numerosos aspectos de nuestra salud general. Los nutricionistas y expertos cada vez la recomiendan más.

Si quieres mejorar el valor nutricional que aportas en tus comidas, no puedes dejar de intentar esta tendencia saludable y divina que nos aporta el Mediterráneo. Verás cómo consumiendo los alimentos primordiales, podrás elaborar recetas muy ricas que te ayudarán a tener una mejor salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *